Mi propósito al crear este blog es, exponer muchas de las situaciones que se dan en la vida cotidiana con los niños y todo lo que les rodea, padres, profesores, colegio, etc.... Para ello iré subiendo supuestos y así poderlos comentar entre todos. Siempre es más enriquecedor obtener distintos puntos de vista sobre un problema.

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Nuestros hijos son nuestros espejos


Una de las situaciones típicas y muy frecuentes (por desgracia) es el tema del azote, si esa famosa expresión "una torta a tiempo".
Pablo es un niño de 4 años y tiene esta "discusión" con su madre.
Pablo: Mamá, quiero un bollo.
Mamá: No hijo, ayer te comiste uno, hoy toca fruta.
Pablo (cada vez más enfadado): ¡ME DA IGUAL, YO QUIERO UN BOLLO!.
Mamá (algo irritada): Ponte como quieras pero hoy comes fruta porque lo digo yo que para eso soy tu madre y mando en tí.
La mamá le trae la fruta y Pablo de un manotazo, la tira al suelo. Su madre, que ya estaba bastante enfadada, le pega en el culo.
A los pocos días, Pablo está en el colegio jugando con sus amiguitos.
Pablo: Oye Juan, vamos a jugar a los piratas y yo seré el capitán.
Juan: No, mejor jugamos a los indios y vaqueros, ¿vale?.
Pablo: No, jugamos a los piratas porque yo mando.
Juan: Pues yo no quiero, me voy con María a jugar.
Pablo ve que Juan se va a jugar con María y muy enfadado se acerca a él y le pega.
¿Estas situaciones, se podrían remediar? Nosotros, como adultos que somos, les estamos enseñando que la forma de solucionar el problema es dándole un azote en el culo, entonces, ¿por qué nos llevamos las manos a la cabeza cuando vemos que nuestro hijo está actuando del mismo modo? o le decimos "No se pega" pero mientras se lo decimos, le estamos pegando un azote.
Debemos tener presente que nuestros hijos tienden a imitar todo lo que hacen los adultos, somos su ejemplo y como tal, deberíamos actuar consecuentemente.
Aquí os dejo un vídeo que refleja lo que os comento.

3 comentarios:

elena dijo...

llevas razón en que hay que tener cuidado con lo que se hace delante de ellos y la forma de corregirles pero es verdad que a veces o les das una voz o un azote o sales por la puerta y te vas porque terminan poniendote los nervios a mil, tenemos que aprende a controlarnos

lola amigo dijo...

el video está muy bien pero también creo que los niños bastantes veces, no siempre evidentemente, son capaces de saber diferenciar que no todas las cosas que ven están bien y deben hacerlas. y también es verdad que bastantes veces nos sacan de quicio y es muy dificil controlarse.

Toñi dijo...

En efecto no podemos pedir a los niños que se controlen si nosotros no somos capaces de hacerlo.Y lo más triste es que un día serán adultos y repetirán los mismos patrones que han visto.

Publicar un comentario

Número de visitas