Mi propósito al crear este blog es, exponer muchas de las situaciones que se dan en la vida cotidiana con los niños y todo lo que les rodea, padres, profesores, colegio, etc.... Para ello iré subiendo supuestos y así poderlos comentar entre todos. Siempre es más enriquecedor obtener distintos puntos de vista sobre un problema.

viernes, 17 de diciembre de 2010

¿Cómo quieres que sean tus hijos?

Con esta pregunta no me estoy refiriendo al aspecto físico, sino a cómo quieres que sean tus hijos en la interacción con los demás, teniendo en cuenta que es en el seno de la familia dónde el niño tiene su primera experiencia y le servirá de modelo para actuar de la misma forma en otros ambientes.
Se han realizado multitud de estudios en los que se concluyen que nuestros hijos serán, de una forma de u otra, dependiendo del estilo educativo que elijamos los padres a la hora de aplicarlo a la educación de los niños. Según estos estudios se han distinguido 4 estilos educativos, en función del nivel de control y afecto que los padres aplican sobre sus hijos:
Ahora os pregunto, ¿cómo quieres que sea tu hijo? 

Estilo educativo democrático
Los niveles de control y afecto son elevados. Los padres, a la vez que mantienen un ambiente familiar afectivo y comunicativo, también tienen bien definidas las normas que se deben cumplir. Implicados en la educación, fomentan la autonomía y se les da margen para la crítica antes que la obediencia. Éstos niños suelen ser independientes, seguros, con iniciativa, creativos y con un buen concepto de sí mismos.


Estilo educativo autoritario
Altos niveles de control y bajo nivel de afecto. Los padres son muy severos a la hora de cumplir las normas y para ello utilizan el castigo ya que el diálogo es inexistente en estos casos. Éstos niños suelen ser más inmaduros, dependientes, inseguros, hostiles, agresivos y con baja autoestima.


Estilo educativo permisivo
Nivel de control bajo pero alto nivel de afecto. Los padres no imponen normas y los niños deciden sobre cosas a las que no están preparados. No existen los castigos ni las recompensas. Los niños deben aprender por sí solos. Existe buena comunicación y apoyo emocional. Los niños suelen ser impulsivos e inmaduros.


Estilo educativo indiferente
Bajo nivel de control y de afecto. Los padres no establecen normas, no están involucrados en la educación de sus hijos y no apoyan a los hijos emocionalmente. Los niños suelen ser inmaduros, inestables, exigentes, con baja empatía.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Número de visitas